Cargando...

Hotel para artistas

Inicio / Proyectos / Hotel para artistas

Este proyecto se realizó para un concurso en el que se convocaban propuestas innovadoras y contemporáneas que respondieran a la necesidad de espacios para la inspiración artística y la meditación a través de un proyecto que favoreciese el confort psicológico, emocional y sensitivo de sus usuarios. 

El lugar elegido es la ciudad costera de Valencia. La ciudad permite al artista interactuar y visitar multitud de espacios inspiradores -la ciudad como hervidero de ideas. El artista puede asistir a eventos que lo mantienen en contacto con el arte, desde exposiciones en museos y galerías hasta múltiples salas de conciertos. No obstante, la zona está apartada del centro de la ciudad, aunque bien conectada con la misma.

El sitio escogido es una manzana de casas con una tipología típica de ese área, en primera línea de mar, un elemento que históricamente ha inspirado a tantos genios antes. Además, se ha querido intervenir aquí por la oportunidad que ello supondría a este barrio, dejado de lado, y a las casas, necesitadas de una rehabilitación, para poder devolverle la vida que merecen. 

Siguiendo la tipología de estas viviendas típicas, los espacios orientados a la vía pública que cuentan con accesos tanto para viandantes como para vehículos, alojan la cara más pública del programa, como son un amplio hall de entrada y la galería de exposiciones. Se ha añadido a este programa una tienda para abastecer a los artistas también abierta a la calle para servir a vecinos del barrio, y un área de internet.  En el centro de los dos volúmenes, tras unir estas 8 viviendas, conseguimos un amplio patio interior. Una zona a la que referirse como semi-pública. El patio está subdividido en diferentes atmósferas para que pueda haber una exposición al aire libre, una terraza y un jardín más privado para meditar en el exterior. Se ha creado una banda en este extremo de la parcela que incluye una sala de silencio acústicamente aislada relacionada con el jardín privado y con la biblioteca, el otro espacio que requiere silencio. El espacio en planta baja, directamente ligado con la playa, alberga el programa semi-privado. Este área, dirigido a los huéspedes del hotel, puede incluir en momentos puntuales a visitantes interesados en diferentes actividades relacionadas con el arte. Al programa planteado de salas de grupo, salón común y biblioteca, se ha añadido un café-teatro dotado con un almacén, donde podrán tener lugar desde presentaciones de libros hasta representaciones de microteatro. Los estudios para los artistas, cuentan todos con baño y cocina propios. Se intenta liberar al máximo el espacio y que sea lo más flexible posible mediante un mueble multifuncional que alberga cama, escritorio y espacio de almacenamiento. De esta forma, se puede tener todo el estudio vacío para ajustarse a las necesidades del artista: un pintor de gran formato o un músico que toque varios instrumentos. Todos los estudios cuentan con vistas directas al mar Los estudios de los extremos son de mayor tamaño para poder alojar a más de una persona y están adaptados para minusválidos. 

Hotel para artistas

Detalles

Tipo de proyecto: Concurso

Localización: Valencia


Protección de datos / Nota legal